martes, 14 de junio de 2011

TECARTERAPIA CAPENERGY PARA FIBROSIS MUSCULARES


Cim de Capenergy favorece la recuperación de tejidos fibroticos

La fibrosis muscular o granuloma cicatricial, es una complicación de la ruptura parcial o completa del músculo, cuando el tratamiento que se aplica es inadecuado o insuficiente. El proceso de reparación muscular, tiene una duración de 3 a 16 semanas, dependiendo de la localización y del tamaño de la lesión. Durante este proceso, la zona de ruptura se va rellenando gradualmente por un tejido de granulación, que ocupa la cavidad provocada por la rotura fibrilar, es decir hay una sustitución del tejido muscular por tejido fibroso o acumulación de fibras de colágeno, ocasionando una limitación de la función contráctil y la movilidad del músculo.
Las fibrosis musculares aparecen de forma más frecuente en determinadas localizaciones como en deltoides, glúteos y sobre todo en el crural.
El cuadro clínico varía en función del músculo afectado. En el caso del cuádriceps, el signo fundamental es la limitación progresiva a la flexión de la rodilla

En los casos más graves de fibrosis era necesario recurrir a la cirugía, pero se ha comprobando actualmente que existen tratamientos como la tecarterapia CIM DE CAPENERGY que ofrece una alternativa eficaz para disminuir la fibrosis sin tener que intervenir quirúrgicamente, además su utilización durante el proceso de cicatrización de una lesión puede prevenir la formación excesiva de tejido fibrotico.
La inyección de energía generada por los equipos CIM de Capenergy es suficiente para generar calor a nivel profundo de las estructuras musculares, consiguiendo modificar las propiedades elásticas y produciendo una extensibilidad mayor de los tejidos fibrosos ricos en colágeno.

La condición óptima para obtener dicho efecto es la combinación de la aplicación de electrodos resistivos CIM sobre el vientre muscular fibrosado y la aplicación de esfuerzos de tracción sobre la zona, utilizando potencias altas y frecuencias mayores de 1MHZ, que en el caso de los CIM posibilita trabajar con 3 frecuencias, y trabajar con la frecuencia superior que es de 1’2 MHZ.

La utilización de las placas automáticas nos permite una mayor entrega de energía en los tejidos, consiguiendo un rápido calentamiento de la zona y por tanto un aumento de la extensibilidad del tejido conectivo, lo cual también combate la rigidez de las estructuras articulares adyacentes.

Por lo que respecta al profesional, el tratamiento con placas automáticas supone un modo de trabajo compatible con otras actividades sin desatender al paciente y multiplicar su disposición de tiempo por tener capacidad para desdoblarse mientras el equipo CIM trabaja por el profesional.

Otro importante aporte que permite CIM tras su aplicación es mejorar la perfusión sanguínea en el musculo, que se ha visto alterada por los efectos inherentes de la fibrosis.


En conclusión CIM de CAPENERGY ofrece una alternativa eficaz en el tratamiento preventivo y de recuperación de las fibrosis musculares, favoreciendo técnicas manuales que como parte de esta aplicación, y sólo en el caso de CIM, comparativamente a otros equipos de tecarterapia, los equipos CIM permiten tratar fibrosis en formato automático de modo exclusivo.

Asimismo, metodológicamente, el efecto cruzado de los electrodos manuales capacitivos y resistivos, debido al efecto patentado del electrodo capacitivo CIM favorece una evolución más rápida para determinadas fibrosis.

Complementariamente, se puede ampliar información sobre la tecarterapia aplicada a la recuperación de lesiones, en la web oficial de CAPENERGY (www.capenergy.com).

Para más detalle puede consultarse:
http://www.youtube.com/watch?v=PBehuuCTKv8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada